Contacte con nosotros
Categorías
Newsletter

Buscar en el blog

Rss feed
ADIN
ADIN
Comercio asociado a ADIN-FADIN

Consejos para el mantenimiento de tu neumática

Pubicado el : 20/07/2017 13:42:24
Categorias : Mantenimiento de barcos: Blog de Promonautica Rss feed

Para disfrutar largos años de tu embarcación neumática, en el mejor estado posible, debes concederle un poco de tiempo al cuidado y mantenimiento siguiendo unos sencillos consejos:

Cuidado y mantenimiento de tu neumática

Limpia con agua dulce y jabón neutro toda la neumática después de cada uso. Prestando especial atención a las uniones y costuras donde se pueden quedar restos de salitre o arena que forman cristales y pueden llegar a dañar el tejido. Los posibles restos de combustible o aceite, tanto por derrames en el interior o que se hayan adherido a los balones navegando por puertos o dársenas; son especialmente dañinos para tu neumática y pueden afectar a las soldaduras de las diferentes partes.

No dejes la neumática por muchos días en el agua sin sacarla y limpiar por debajo. Estando a flote se pueden adherir a los balones algas y caracolillo que son muy difícilies de eliminar sin causar daño en los balones. Si es imprescindible que esté a flote, piensa en aplicar algún tipo de antifouling a los balones, para evitar estas incrustaciones. Los hay específicos para neumáticas, con un alto grado de flexibilidad, para los balones.

Evita a bordo objetos punzantes o cortantes que puedan dañar los balones. Si son imprescindibles (aparejos de pesca por ejemplo) utilízalos con la máxima precaución, pon fundas para las hojas de cuchillo y guarda los anzuelos en cajitas.

Neumática Hércules Pro

El sol es un potencial enemigo para tu neumática. Las colas y pegamentos utilizados para las uniones pueden verse afectados por las altas temperaturas y los rayos UV dañan el tejido de tu neumática. Cuando no la uses cúbrela con una lona o funda para protegerla del sol.

No guardes la neumática doblada en lugares donde pueda alcanzar altas temperaturas. Por ejemplo en el maletero de un coche o en el tambucho de un barco, donde la temperatura a pleno sol puede ser muy elevada. Algunas partes de la neumática podrían despegarse o llegar a soldarse entre sí, debido al efecto calor, dejando la neumática inservible. Para almacenar la neumática por largos periodos de tiempo lo ideal es hacerlo en lugares frescos y sin humedad. Si hay espacio suficiente, incluso mejor dejarla desplegada con los balones desinflados hasta la mitad de la presión de servicio. Ésto evitara deformaciones en los balones o pliegues que pueden dejar marcas indelebles en la embarcación.

Manómetro de infladoPara el inflado de los balones seguir las instrucciones del manual del fabricante, no sobrepasando nunca la presión máxima de inflado indicada. Dependiendo de la marca y modelo, la presión adecuada de inflado es entre 0'15Bar y 0'24Bar. Ten en cuenta que la presión aumenta o disminuye dependiendo de la temperatura. Una neumática a pleno sol puede aumentar considerablemente su presión, mientras que si inflamos la neumática en tierra, al echarla al agua disminuirá su presión por efecto de la bajada de temperatura en contacto con el agua fría. Un exceso de presión puede causar daños en las válvulas y las costuras. Mientras que una presión deficiente provoca excesiva flexión en los balones y pérdida de maniobrabilidad. No utilices compresores de alta presión para el inflado de tu neumática, podría dañar las válvulas de inflado y las costuras.

Haz pruebas de presión cada cierto tiempo (depende del uso que le des) comprobando que la presión de inflado no disminuye más de lo normal. Esta prueba debes hacerla con la embarcación en un lugar que no esté expuesto al sol y donde la temperatura no varíe durante toda la prueba. La pérdida máxima de presión aceptable es de 0'01 Bar en 5 horas, por encima de ésto es probable que la embarcación tenga un poro o pierda aire por alguna costura o válvula defectuosa.

ChumaceraRevisa de forma periódica los puntos de unión entre los balones y el suelo de la neumática (son la parte que más sufre), así como todas las costuras y uniones entre los balones y piezas rígidas (chumaceras, asideros, espejo de popa...) Si detectas deterioro o falta de consistencia, repara inmediatamente si tienes los conocimientos y material adecuados, si no es así lleva la neumática a un taller profesional donde puedan garantizar la reparación. Ten en cuenta que tu seguridad puede depender de esa reparación.


Compartir este contenido

Añadir un comentario

 (con http://)

Los precios incluyen impuestos (IVA 21%). Promonautica.com, todos los derechos reservados.