Nos encantaría conocer tu experiencia.
×
Haga clic en la parte de la página que desea dar su opinión sobre
×
La retroalimentación le permite reportar problemas relacionados con nuestro sitio web. También te animamos a enviar comentarios e ideas generales.
Califique su experiencia con este elemento específico
Por favor, seleccione un tema
¿Cuál es tu sugerencia?
Email
¿Qué tan probable es que recomiendes nuestra tienda?

Tipos de chalecos salvavidas

Tipos de chalecos salvavidas

Según su flotabilidad, los chalecos salvavidas están homologados con los distintivos: 50N, 100N, 150N, 275N, SOLAS.

50N50N son chalecos de ayuda a la flotabilidad. Para ser usados por personas que sepan nadar y mantenerse en la posición correcta. Indicados para uso en actividades deportivas cerca de la orilla (kayak, vela ligera, SUP, etc.)

100N100N son chalecos adecuados para navegación hasta 5 millas de la costa. Son capaces de mantener a flote y con la cabeza fuera del agua a una persona, incluso si no sabe nadar o está inconsciente. Disponen, además, de silbato para pedir ayuda y cintas reflectantes para ser localizado en la noche.

150N150N son chalecos adecuados para navegación hasta 60 millas de la costa. Capaces de mantener a flote y con la cabeza fuera del agua a una persona, incluso si no sabe nadar o está inconsciente. Su capacidad de mantenerse a flote es superior al de 100N y la superficie de las cintas reflectante es mayor.

275N son chalecos adecuados para navegación oceánica, capaces de mantener a flote y con la cabeza fuera del agua a una persona incluso si no sabe nadar o está inconsciente. También en condiciones de mala mar o si viste ropa pesada.

SOLAS chalecos homologados por normativa SOLAS, válidos para ser usados en buques de recreo o en buques mercantes o de pasaje, en cualquier zona de navegación,

Los chalecos siempre deben ser adecuados a la talla y peso de la persona que lo ha de portar. En todos los buques y embarcaciones debe haber chalecos salvavidas en cantidad suficiente para el total de pasajeros/tripulantes a bordo. En el caso de buques de pasaje, o buques particulares que hagan navegación oceánica, se debe contar con un 10% de chalecos adicional a la capacidad de pasaje.

Los chalecos pueden ser de espuma o inflables (manual o auto). En todos los casos deben revisarse de forma periódica para comprobar el buen estado y conservación de los mismos. En el caso de los chalecos inflables, se debe comprobar anualmente, además del buen estado del chaleco, la operacinalidad del sistema de disparo y, si es necesario, sustituir las piezas deterioradas o caducadas.

Si necesitas más información al respecto de este tema, puedes llamarnos al 93 511 65 43 o visitarnos en nuestra Estación de Revisión, en Cubelles.

Comentarios